Si te estás iniciando en el mundo de los bonsáis, tienes que saber que, por norma general, estas plantas necesitan un gran cuidado para poder crecer sanas y bonitas. Sin embargo, seguramente ya te has ido informando y has comprobado que existen varias tipologías de bonsáis que pueden adaptarse al hogar, haciéndote compañía y dando un toque especial a cualquier zona interior o exterior del mismo. Lo que pretendemos con este artículo es que conozcas algo más sobre el bonsái ficus. Se trata de uno de los que tienen mejor adaptación al medio, mostrando mucha resistencia. Eso hará que pueda acompañarte mucho tiempo. Que te digamos esto no quiere decir que puedas descuidarlo, ya que necesita varios cuidados que son de obligado cumplimiento. ¿Sabes cuándo se abona un bonsái ficus? Hoy vas a aprender cómo hacerlo. De momento, ya podemos decirte que los mejores abonos los tenemos en Zoka. Tan solo tienes que elegir el adecuado para que tu bonsái brille como siempre has querido.

Te contamos cuándo se abona un bonsái ficus

Antes de saber cuándo se abona un bonsái ficus, permítenos decirte que se trata de un árbol que luce mucho a nivel estético, ya que tiene unas potentes raíces, así como como hojas muy brillantes y fuertes. Además, destacan por su gran tronco, que es lo primero que llama la atención. Dicho esto, para que este tipo de bonsái crezca de la forma adecuada necesita contar con temperaturas suaves, por lo que suele mostrar un mejor rendimiento en interior. Eso no quiere decir que en algunas zonas de mucho calor, en las que reina el clima mediterráneo, no pueda mantenerse sin problema al aire libre. Solo tienes que estar pendiente de ir viendo su evolución. Ya has aprendido más cosas, pero ahora ha llegado el momento de que conozcas cuándo se abona un bonsái ficus. 

A la hora de abonar un bonsái ficus, lo primero que debes tener en cuenta es que no es ninguna mala idea realizar un abonado antes de acometer la poda del mismo. Esta puede realizarse desde los últimos días de la primavera hasta mediados de verano. El abonado de este árbol tiene que hacerse, aproximadamente, cada dos semanas durante las estaciones de primavera, verano y otoño, en las cuales puede explotar su crecimiento. Este proceso será algo más ligero en invierno, donde el mismo puede llevarse a cabo de manera mensual.  De todas formas, recuerda que la ubicación y las condiciones en las que se encuentre el bonsái puede marcar el abonado del mismo. 

Ahora que ya sabes cuándo se abona un bonsái ficus… ¡Elige nuestros abonos!