El abonado del bonsái es un proceso muy necesario para que la planta pueda crecer con normalidad y llena de salud. Como seguramente ya sabes, debes preocuparte al máximo de seguir los pasos correctos para que este árbol al que tanto cariño le tienes siga junto a ti en las mejores condiciones. Los abonos líquidos como los que ponemos a tu disposición desde Zoka son el presente y también el futuro de los bonsáis. Aunque estamos seguros de que llevas a cabo las rutinas que necesita tu planta, queremos darte a conocer los errores más habituales al utilizar un abono líquido para el bonsái. Si cometes alguno de ellos, estás a tiempo de corregir tu comportamiento. ¡Vamos con ellos! 

Quédate con los errores más habituales al utilizar un abono líquido para el bonsái

  1. Fertilización excesiva: Estamos hablando de no echar sobre el bonsái la cantidad adecuada de abono. Usar demasiado puede hacer que lleguen más nutrientes de la cuenta a las raíces, lo que hace que las mismas se quemen.  A partir de ahí, ya no será esa planta sana que deseabas. Por otro lado, tampoco debes usar muy poco, ya que su desarrollo no será el óptimo. 
  2. Mala mezcla: Mezclar el abono en agua es una de las formas de prepararlo para usarlo sobre el bonsái. Pues bien, si no se diluye del modo correcto, los nutrientes del mismo van a quedar mal repartidos sobre el árbol. Esto hará que algunas partes de la planta reciban más o menos cantidad de fuente de alimentación que otras. En resumen, no todo el bonsái se va a encontrar en perfecto estado. 
  3. Misma cantidad en reposo: Otro de los errores más habituales al utilizar un abono líquido para el bonsái. Las épocas en las que los bonsáis están menos activos se dan porque descansan y necesitan menos nutrientes. Es lo que ocurre durante los meses de invierno. No puedes alimentar tu planta con la misma cantidad de abono que durante los periodos de crecimiento. Tienes menos necesidades y debes saberlo. No lo dañes por algo que tiene fácil solución. 
  4. No seguir las instrucciones del fabricante: Los abonos suelen venir con su composición y un manual de uso. Es tan fácil como hacer caso de la información que te facilitan. Si lo haces, no tendrás nada por lo que preocuparte.

¿Te hemos ayudado, dándote a conocer algunos de los errores más habituales al utilizar un abono líquido para el bonsái? No tengas miedo a cambiar alguna rutina que no era perfecta. Por cierto, si deseas un bonsái contigo mucho tiempo, elige nuestros abonos.