Cuidar de un bonsái tiene muchas ventajas positivas, pero cuando se trata de conocer los tiempos y la frecuencia de riego de nuestro pequeño árbol, se puede llegar a producir un auténtico quebradero de cabeza. ¿Sabes cómo debe realizarse el riego de un bonsái?

La respuesta a esta pregunta varía según la especie del bonsái, la estación del año y las condiciones ambientales. En términos generales, es esencial equilibrar el riego para evitar, tanto la sequedad como el exceso de humedad. La clave reside en comprender las necesidades específicas de tu pequeño árbol. Ten en cuenta que existen diferentes tipologías de bonsáis y todas ellas requieren de rutinas muy variadas. Por eso, estudia bien tu pequeña planta para darle lo que se merece.  

Consejos para óptimo riego de un bonsái: 

  1. Prueba del dedo: Inserta tu dedo en el sustrato hasta la segunda articulación. Si sientes humedad, espera antes de regar. Si está seco, es momento de proporcionar agua. Dicho esto, regar es mucho más que echar agua y por eso debes saber hasta qué punto debes llegar. Un exceso de líquido o la escasez del mismo puede tener consecuencias negativas para el crecimiento y desarrollo del árbol. ¡Te sacamos de dudas en el siguiente punto! 
  1. Riego profundo: Asegúrate de que el agua alcance las raíces profundas. Riega hasta que el agua comience a salir por los agujeros de drenaje. Lo más importante es no caer en el error de que el agua se quede en la superficie. Un bonsái parte de la fuerza de sus raíces y estas deben recibir la alimentación adecuada. Otra ayuda para las mismas son los abonos de una composición perfecta. Recuerda que los tenemos para ti. ¡No dudes en hacerte con ellos como perfecto complemento del riego de un bonsái!  
  1. Frecuencia variable: Adapta la frecuencia de riego según la temporada. Los bonsáis suelen necesitar más agua durante la primavera y el verano, mientras que en invierno pueden requerir menos. Podemos decir que estos meses más duros de comienzo del año tienen menos necesidades, ya que están en tiempo de reposo. Ahí debes centrarte en que no los estropee un frío excesivo. Tu planta preferida deberá ser regada con más asiduidad en la fase de crecimiento. 

Descubre la diferencia que puede hacer la combinación adecuada de riego y productos de calidad. Con Zoka, no solo riegas tu bonsái, sino que le brindas un cuidado excepcional.

¡Haz de cada riego un acto de amor y crecimiento! El perfecto riego de un bonsái está en tu manos.