Si lo que buscas es disfrutar de un pequeño árbol de este tipo y darle los cuidados adecuados, investiga sobre los diferentes estilos de bonsái, como el vertical informal, vertical formal, el inclinado, cascada o escoba, entre otros. Esto te ayudará a entender la estética que deseas lograr.‬ Los bonsáis son preciosos, pero muy peculiares y singulares, según su tipología. Explorando, podrás hacerte con aquel al que puedes darle la forma que más te gusta y una ubicación en la que luzca con su presencia. ¡Crea la decoración ideal! 

Los bonsáis: un aprendizaje constante 

Por otro lado, también debes hacer un esfuerzo para aprender sobre las especies de árboles más comunes utilizadas en el bonsái. Estamos hablando de que existen opciones muy variadas como el pino, el olmo, el ficus o el junípero. Estamos seguros de que te van a gustar todos, pero como se suele decir en ocasiones, el que mucho quiere, poco abarca. 

Lo principal es que seas consciente de que cada árbol tiene unas necesidades específicas y debes valorar, si cuentas con el entorno adecuado para satisfacerlas. Si te estás iniciando en este mundo, te recomendamos especies como el ficus o el olmo chino. Son fáciles de cuidar y muy resistentes.

Si estás preocupado por cómo puedes garantizar la máxima salud de los bonsáis, la información es poder. Haz un buen trabajo de campo para adquirir los conocimientos que te hacen falta en cuanto al riego, la poda y el trasplante, ya que son procedimientos fundamentales para que tu bonsái tenga un desarrollo pleno y lleno de salud. Recuerda que podar ramas y hojas es clave para estimular su crecimiento y ramificación. Elimina todo aquello que esté muerto y pueda dañarlo y ubica esta planta en un lugar en el que reciba la luz del sol de forma indirecta. 

Algo de lo que no podemos dejar de hablar con respecto a la salud de los bonsáis es de la humedad. Los extremos no son buenos y tienes que buscar que no haya periodos de sequedad entre los riegos, así como intentar que el sustrato no quede encharcado por un riego excesivo. Tanto uno como otro puede terminar generando problemas al bonsái.  

Los bonsáis son un arte que requiere paciencia y dedicación. Observa regularmente tu árbol y realiza los ajustes necesarios, según su desarrollo. No tengas miedo a cometer errores, ya que aprenderás de los mismos. Adquirirás experiencia. Conocerás la historia de cada bonsái en las etapas del viaje que has iniciado. 

Si quieres recibir más información y consejos sobre bonsáis, nos tienes en Zoka. Resolvemos cualquier duda que tengas y ponemos a tu alcance los abonos con la composición más cuidada.